El fútbol femenino español viento en popa a toda vela

Es innegable que el fútbol femenino en España cada día va a más. Cada vez tiene mucho más repercusión en radios, televisiones, periódicos, etc. Sin duda estamos ante el mejor momento del fútbol español y cada vez resulta menos extraño leer o escuchar hablar de este gran deporte en los diferentes medios de comunicación.

Muchos han sido los motivos que han causado que esto esté siendo posible, que el sueño de que el fútbol femenino pueda alcanzar el reconocimiento que merece pueda llegar a ser posible. Sin duda, uno de ellos es el magnífico auge que ha sufrido la selección española en todas sus categorías: campeona de Europa sub-19 por segunda vez consecutiva y encadenando cinco finales seguidas, subcampeona del Mundo sub-20 por primera vez en su historia, campeona de Europa sub-17 y una extraordinaria selección nacional absoluta que logró la clasificación para el Mundial de Francia 2019 con pleno de victorias.

Por otro lado, la Liga de Fútbol se está profesionalizando cada vez más. Se están reestructurando competiciones que estaban totalmente obsoletas como la Copa del Rey donde solo 8 equipos la disputaban al acabar la temporada. Este año la jugaran los 16 clubes que integran la Liga y a partir de noviembre, creando así un nuevo aliciente al fútbol español y haciéndolo más atractivo. Otro cambio que sin duda dará otro importante empujón a este deporte será la introducción de la Primera B el próximo año, pasando así de una Segunda División, ahora mismo difícil de seguir y cubrir con 112 equipos, a otra con 32 equipos que se dividirán en dos grupos norte y sur de 16 equipos cada uno. Sin duda esto hará que los medios presten mucha más atención a las categorías inferiores, las cuales ganarán en competitividad y atractivo. Quien sabe si en unos años podemos ver como las demás categorías se estructuran de una forma parecida a la Segunda B o Tercera División del fútbol masculino.

Además muchos clubes están apostando fuerte por el fútbol femenino, invirtiendo cada vez más dinero en él y dándole más presencia en escenarios tan prestigiosos como el Wanda Metropolitano o el Benito Villamarín que acogieron partidos con una buena respuesta de los espectadores. Otros años también estadios como San Mamés, Mestalla o el Ciutat de Valencia acogieron partidos de élite femenino donde la presencia de un gran número de espectadores dejó claro que el público está volcado con el fútbol femenino.  Por ejemplo, esta anterior temporada para la final de la Copa de la Reina, el Estadio Romano de Mérida con capacidad para 14.600 espectadores rozó el lleno.

Otra grandísima noticia es que cada vez nos resulta menos extraño encender la televisión y ver como canales como GOL o BeIN están ofreciendo un partido de la Liga Iberdrola, o que se ofrezcan los partidos de la selección española en sus diferentes categorías, algo que antes parecía una odisea. Es maravilloso que el fútbol femenino se difunda a todos aquellos que quieran verlo desde el punto del país que deseen, para que vayan comprobando que este grandioso deporte engancha, atrae y que sin duda está viviendo su mejor momento competitivo. Los espectadores también respondieron a la hora de ver partidos en abierto en televisión. El año pasado se superaron los 200.000 espectadores en algunos encuentros como el Atlético de Madrid-Barcelona.

En definitiva, sigue costando y hay que seguir luchando entre todos para que el fútbol femenino alcance el prestigio y repercusión que merece, pero sin duda en los últimos años el crecimiento está siendo exponencial, y estamos seguros de que ésto seguirá a más, que este sueño no se detendrá y que si miramos al futuro, en unos años nos será igual de normal que en los medios hablen de la victoria del FC Barcelona,Atlético de Madrid o Valencia masculino que femenino.

 

Autor: Juan Ángel Valero

Fotografía: Lorena Peña

Artículos relacionados