Duelo de favoritas

Mañana probablemente se dará uno de los choques más esperados entre las claras dos favoritas al título mundial, lo que para muchos supondrá una final anticipada. La selección anfitriona, una de las siete selecciones europeas en conseguir plaza en cuartos (dato histórico, ya que sólo se había conseguido un máximo de 5 en 1991 y 1995) se enfrentará a la única selección no europea en conseguir clasificarse para dicha fase.

La capital francesa albergará esta cita en un Parc des Princes que se prevé abarrotado con alrededor de 48.000 asistentes que tendrán la oportunidad y el privilegio de presenciar un encuentro de altura con temperaturas que rondarán los 30 grados.

Entre 1988 y 2019 se han enfrentado en 25 ocasiones, inclinándose la balanza de victorias en favor de Estados Unidos con un total de 17 frente a las 5 de Francia, saldándose ambos con tres empates. Las estadounidenses además siempre han vencido en las grandes citas, siendo su victoria más reciente en los Juegos Olímpicos de 2016 con un 1-0 en fase de grupos. En los anteriores Juegos de 2012, también se volvieron a imponer a las galas en la misma fase con un 4-2 y en cuanto a citas mundialistas fue en Alemania 2011 cuando su victoria por 3-1 les hizo caer en semifinales.

Si hay una fecha a enmarcar esa es el 18 de enero de 2019. El mismo Stade Océane de Le Havre, sede del presente Mundial, fue testigo de un amistoso en el que la selección francesa dio un golpe sobre la mesa y se impuso por 1-3 con goles de las delanteras parisinas Diani (que firmó doblete) y Katoto. 

Así, una Francia que llevaba sin perder desde Marzo de 2018 contra Inglaterra, cortó la gran racha de Estados Unidos, invicta desde noviembre de 2017 cuando cayó contra Australia. Dicho choque inauguró bajo aviso el año mundialista, pero cabe remarcar la situación de la selección tricampeona, ya que llegaban con cierta falta de rodaje y ritmo, además de varias bajas y ausencias importantes como Rapinoe, Heath, Ertz o O´Hara.

En la rueda de prensa de esta tarde, una Corinne Diacre segura de la preparación del conjunto que ha dispuesto de un día más de descanso, ha admitido la dificultad de las americanas para pasar y ha destacado la importancia de mantener la serenidad, así como el propósito de sorpresa que guardan para mañana. 

Con respecto al partido de enero ha declarado: ¨No confiamos en ello. Fue otro contexto, un partido de preparación, en enero. Los jugadores americanos acababan de ser reunidos en el campo de entrenamiento. No podemos comparar en absoluto. Ese día, todavía les ganamos, debe ser una fuerza decir que nada es imposible. Cuando podemos hacer las cosas una vez, debemos poder repetirlas. Espero que eso suceda mañana¨.

Jill Ellis por su parte, ha remarcado la constante y consciente presión con la que asegura que viven las jugadoras estadounidenses, las cuales afirma que están preparadas para la ocasión, de ahí su papel en el ¨reinado¨ del fútbol femenino mundial.

 

Autora: Noelia García

Fotografía:

FIFA

 

Artículos relacionados