Derribar una muralla para ganar a las campeonas

Dice el “Cholo” Simeone aquello de partido a partido, pero el caso es que la selección española tiene hoy un difícil compromiso y un dilema aún mayor. Su derrota ante Alemania, en un partido donde no fueron inferiores, las condena probablemente a luchar por la segunda plaza del grupo B. No vale especular y esperar calculadoras que quizás no favorezcan para clasificarse como una de las mejores terceras. Las de Jorge Vilda han de sentirse como lo que son, unas grandes jugadoras, un equipo capaz de todo y que, en opinión de un servidor, serán a no mucho tardar campeonas del mundo. Sin embargo, el partido que se juega hoy, a las 18:00 horas, ante China en el Stade Océane de Le Havre es complicado por lo correoso del rival y porque de ganarle el siguiente será la todopoderosa selección estadounidense, a no ser que Suecia dé la campanada dentro de tres días en este mismo estadio y venza a las pupilas de Jill Ellis, o lo que es lo mismo a las Carli Lloyd, Alex Morgan, Megan Rapinoe, Tobin Heath y toda la constelación de estrellas de la NWLS.

España y China se han enfrentado en dos partidos, ambos amistosos. En el primero, jugado el 18-9-2015 en el Sport Center de Weinan, la victoria fue para España por 1 a 3, con tantos de de Ruth García, Amanda Sampedro y Silvia Meseguer, ante 22000 espectadores que se dieron cita en el Sports Center de Weinan. El segundo precedente histórico tuvo lugar tres días después, en Chenzhou, donde también se decantó la balanza, en este caso por 1 a 2 para España. Amanda Sampedro y Natalia Pablos remontaron el gol de Xu Yanlu. Curiosamente, fueron los dos primeros partidos de Jorge Vilda como seleccionador. Desde entonces ha llovido mucho, han pasado muchas cosas, el fútbol femenino español ha crecido como la espuma y dejado atrás, en el caso de la selección, los ingratos recuerdos de la etapa de Ignacio Quereda. Además, se ha ganado en respeto hacia las jugadoras, aunque aún falte mucho camino, socialmente hablando, por recorrer y avanzado hacia su profesionalización. Precisamente, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, estará en el palco del estadio francés.

En resumen, hay que ir a por todas. China será la primera muralla a derribar y puede que Estados Unidos sea la siguiente. No será cosa fácil, pero ¿alguien dijo que el Mundial iba a serlo? Este tipo de competiciones las ganan las mejores, las que se sienten capaces de hacerlo, es decir, las que se sienten campeonas. España tiene grandes jugadoras, procedentes de la mejor cantera de Europa, la Roja tiene capacidad para conquistar el mundo, deportivamente hablando. Hagámoslo, pero partido a partido…

 

Declaraciones de Jorge Vilda e Irene Paredes por gentileza de la RFEF

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía:

RFEF

Artículos relacionados