Canadá derrumbó la muralla verde

Canadá y Camerún tuvieron el honor de abrir el grupo E del Mundial de Francia, el partido se jugó en Montpellier, en el estadio Stade de la Mosson. Nunca antes se habían enfrentado estas dos escuadras y a tenor del  curriculum el encuentro parecía decantarse hacia el lado americano, partiendo las africanas con el rol de víctimas. Esto todo sobre el papel porque unas horas antes se disputó otro partido entre Japón y Argentina con características similares y concluyó con empate a cero, aguantado muy bien las «débiles» sudamericanas a las «poderosas» asiáticas. ¿Se repetiría la historia?

Los primeros treinta minutos estuvieron cortados por el mismo patrón, Camerún con defensa de cinco esperando las acometidas canadienses, sin la mínima intención de dar dos pases consecutivos, todo era llegar el balón a alguna jugadora camerunesa y zapatazo hacia delante para que Onguene intentara controlarlo, algo que nunca ocurrió pero que impregnaba el ambiente de incertidumbre hasta que las defensas se hacían con la bola. En el otro lado, Canadá conseguía tocar y tocar, aunque sin poner en serios aprietos a la arquera africana. Les faltaba paciencia y juego entre lineas para sobrepasar la muy nutrida muralla verde.

A la media hora las leonas indomables consiguieron por fin pasarse la pelota entre ellas en condiciones de ser jugada, y más con voluntad, que de esto iban sobradas, que con técnica, lograban jugar en campo contrario. Esto también propició que las canadienses, ahora sí, pusieran en serios aprietos a Ndom. Ya casi al final, minuto 44, y tras una serie consecutiva de corners todos lanzados por Beckie, una de las mejores del encuentro, el esférico  pasado al segundo palo lo alcanzó Buchanan cabeceando hacia abajo rompiendo la resistencia camerunesa.

El segundo tiempo se presentaba como toda una incógnita, ¿mantendría Camerún la misma receta? ¿Abrirían líneas y se arriesgarían al contragolpe canadiense? ¿Canadá dada su superioridad técnica intentaría finiquitar el encuentro por la vía rápida?

Pues ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Camerún empujó, sí, su entrenador metió más pólvora en el césped, pero aún así las jugadas poseían más de ímpetu, corazón y ganas que de calidad y buen juego.

Canadá continuó adoleciendo de un poco más de chispa, el ritmo que proponían no era el suficiente para desmontar la zaga rival y poner más tierra de por medio en el marcador. Al final, ya con las africanas muy desgastadas, tuvieron ocasiones claras, aunque el luminoso de Montpellier ya no volvió a moverse.

FICHA TECNICA

CANADÁ – Labbe, Chapman, Buchanan, Zadorsky, Lawrence, Scott, Sinclair, Schmidt, Prince (Rose 75´), Beckie y Fleming.

ENTRENADOR – Heiner-Moller

CAMERÚN – Ndom, Manie, Njoya Ajara (Akaba 67´), Leuko, Johnson, Onguene, Feudjio, Yango (Meyong 82´), Awona M., Meffometeu y Ndoumbouk (Enganamouit 68´).

ENTRENADOR – Alain Djeumfa

GOLES – 1-0 Buchanan 44´.

JUGADORA DEL PARTIDO – Buchanan

COLEGIADA – Ri Hyang Ok (PRK). Amonestó con tarjeta amarilla a Ndoumbouk 37´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Lorena Peña

 

Artículos relacionados