Así sí se puede pensar en Champions

Se puede pensar en Champions

Llegaba uno de los encuentros más atractivos que se pueden ver en el panorama internacional en estos momentos. Se enfrentaban dos equipos construidos con una filosofía muy parecida, con el buen trato al balón como estandarte. El Barcelona de Lluís Cortés más avanzado en su profesionalización y objetivo principal de conquistar la Champions tras los intentos fallidos de los dos últimos años, y un conjunto citizen, profesionalizado en 2014, pero que cuando ha empezado a aparecer en la estela internacional ha sido con la profesionalización existente en la Premier inglesa donde hay una clara apuesta por el fútbol femenino, algo de lo que de momento no podemos hablar en iguales términos aquí en España.

De Barcelona… a Monza

El partido de ida con el Barcelona como local había sido desterrado a Monza, por una de esas razones ilógicas que trae de forma constante esta pandemia y quienes toman las decisiones alrededor de la misma. Pero el conjunto de Cortés, a pesar de verse alejado de su estadio talismán, está a otro nivel este año. Parecía de antemano que las citizens, con un Gareth Taylor que en la previa se mostraba convencido de poder superar a las azulgrana, serían un conjunto que les pondría las cosas difíciles a las azulgrana, pero nada más lejos de la realidad es lo que se vio sobre el verde de Monza, sobre todo en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Las azulgrana desplegaron toda su calidad para tener el balón, para manejarlo a su antojo y para llegar cuando tuvieron ocasión al área de una excelente y joven cancerbera inglesa. Roebuck se convirtió en la razón por la que el conjunto inglés conseguiría llegar vivo al segundo tiempo. Neutralizó todas las acciones de ataque de las azulgrana, dio salida de balón cuando sus compañeras se sentían atosigadas por la presión en bloque alto de las blaugrana y dio serenidad en todo momento a sus compañeras que se veían corriendo detrás del balón y de las camisetas bicolores de las pupilas de Lluís Cortés.

Sed de gol azulgrana

Fue una primera media hora en la que estuvieron a merced de las contrarias y no plegaron velas antes de tiempo gracias a que su portera las mantuvo en el partido. La tuvo Aitana, la tuvo Alèxia, la tuvo Hansen y las tuvo Oshoala, que incluso se convirtió en aliada inglesa en un par de ocasiones parando disparos de sus compañeras. Pero la nigeriana vino hace un par de temporadas, falla algunos goles, pero aparece y de qué forma, en la Champions. Se encontró un balón en el límite de la frontal cedido por Mariona, y soltó un derechazo inalcanzable e imparable para Roebuck. Eso sí tuvo que ir tan ajustado al palo derecho de la portería de la cancerbera inglesa que incluso tocó la madera antes de besar la red.

Reacción citizen

Tras el gol llegarían los mejores minutos de las inglesas que se desataron en parte también por los fallos azulgrana y es que si no las estaban rematando la eliminatoria, quizás era momento de mostrar sus armas y con sus llegadas también provocaron en cierta forma que las azulgrana se protegieran un poco más en defensa para no permitir ese gol en campo contrario, que puede complicar tanto una eliminatoria.

Segunda mitad

El segundo tiempo fue algo diferente, se vio a un conjunto citizen que se había dado cuenta en los quince minutos finales del primer tiempo que tenía que ser más agresivo, una seña de identidad que quienes las han visto jugar en la Champions siempre han destacado, y que no se vio en la primera media hora de partido. Saltaron con una presión más alta y sobre todo con un cambio en su lateral izquierdo, y es que Graham en el primer tiempo había superado a Morgan en todo momento. Pero ese cambio inicialmente positivo se acabó convirtiendo en una acción inocente de Stokes, la sustituta, y es que la lateral inglesa cometió un ingenuo penalti sobre Oshoala que Mariona esta vez no perdonaría para dar más ventaja a su equipo.

Y surgió Sandra Paños

Con un resultado tan limpio pareciera que estaba todo dicho y hecho en la ida, pero la aparición cada vez más incipiente de la joven Hemp por banda izquierda acabaría llevando a que su equipo dispusiere de la oportunidad de entrar en el partido y sobre todo en la eliminatoria. Se anticiparía dentro del área a la acción de Mapi que acabaría derribando a la atacante inglesa señalándose la pena máxima. Ahí apareció la figura de Sandra Paños, cuán difícil es la tarea de las cancerberas del Barcelona que intervienen más en salida y apoyo de balón que parando. Pero se necesitaba de Sandra para evitar el tanto y vaya si lo hizo, saltó como una leona a por el esférico y lo rechazaba a córner. Un indicio más de que este año es el señalado para las azulgrana en esta Champions. Estuvieron en riesgo y lo superaron.

Jenni veni vidi vici

Con esa necesidad de protección podía haber afrontado el equipo de Cortés los minutos finales, más aún cuando las inglesas dolidas por tantos errores siguieron buscando el tanto que las situara en disposición de tener o opciones en la vuelta en su campo. Pero apareció otro de los nombres propios de las blaugrana esta temporada. Jenni había saltado al verde hacía pocos minutos tras su ausencia por lesión de los últimos partidos. Se veía ala madrileña que no estaba en su mejor momento, que sus arrancadas no era con su potencia habitual, pero siquiera le hace falta eso a la delantera azulgrana. Filtró un pase precioso para Alèxia que vio como la madera rechazaba su disparo, pero ahí estaba Jenni para acompañar dulcemente el esférico al fondo de la red, para que potencia si tienes calidad para colocarla donde ninguna defensa bajo palos podrá sacarla.

¿Sentenciada la eliminatoria?

Tercero de las azulgrana y sentenciada la eliminatoria porque se nos antoja imposible pensar no del potencial de las citizens delante y que pueden aprovechar alguna de las oportunidades falladas en la mañana soleada de Monza, sino que se hace imposible pensar que las azulgrana no conseguirán anotar ninguna de las ocasiones que seguro van a generar en Inglaterra, más aún frente a un equipo que tendrá que salir a buscar los goles que no consiguió materializar hoy.

Ficha técnica

FC Barcelona: Sandra Paños, Mapi León, Marta Torrejón (Ana María Crnogorcevic 80’), Andrea Pereira, Patri Guijarro, Alèxia Putellas, Aitana Bonmatí (Kheira Hamraoui 70’), Asisat Oshoala (Jenni Hermoso 70’), Mariona Caldentey y Caroline Graham Hansen (Lieke Martens 62’).

Entrenador: Lluís Cortés.

Manchester City: Ellie Roebuck, Abby Dahlkemper, Lucy Bronze, Alex Greenwood, Esme Morgan (Demi Stokes 46’), Keira Walsh, Sam Mewis, Caroline Weir, Chloe Kelly (Rose Lavelle 70’), Lauren Hemp y Ellen White (Georgia Stanway 70’).

Entrenador: Gareth Taylor.

Estadio: Venue U-Power Stadium de Monza.

Goles: 1-0 Asisat Oshoala 35’, 2-0 Mariona Caldentey 53’ (p), 3-0 Jenni Hermoso 86’.

Amonestaciones: Weir 14’, Stokes 52’, Patri Guijarro 81’.

Colegiada: Tess Olofsson (Federacion Sueca).

Asistentes: Almira Spahic (Federación Sueca) y Staša Špur (Federacion Eslovena).

Cuarta colegiada: Lovisa Johansson (Federación Sueca).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

 

 

Artículos relacionados