A cuartos y rotando

Lluís Cortés introdujo hasta seis cambios respecto al partido de ida en una alineación en la que destacaba el primer partido oficial de esta temporada para Pamela Tajonar después de su lesión. El entrenador blaugrana había dejado en Barcelona para dar descanso a Marta Torrejón y a Jennifer Hermoso, mientras componían la expedición hasta con tres porteras y la destacada novedad de Carla Armengol que acabaría debutando en Champions en el segundo tiempo.

Era un partido en el cual la mayor trascendencia era seguir rodando al equipo de cara a la temporada, con jugadoras en el once necesitadas de minutos para seguir en esas rotaciones que acertadamente está introduciendo el técnico blaugrana, con jugadoras necesitadas de minutos para recuperar el tono después de sus lesiones, como es el caso de la portera Pamela Tajonar y de Andrea Falcón.

El encuentro en sí mismo no dio lugar a ningún tipo de sorpresa, más atendiendo al resultado del partido de ida y a la diferencia que existe a día de hoy entre ambos equipos. El Barcelona se adueñaría del balón desde el pitido inicial, algo seña e identidad de este equipo, y enfrente se encontró a un Minsk que quizás por jugar en casa, quizás por no tener ya nada que perder en la eliminatoria, se le vio más suelto, más como equipo que pretende una idea de juego, un equipo más agresivo que intentaba mitigar el dominio de las blaugrana y que en ocasiones pudo poner en liza a la zaga visitante que tuvo que estar más atenta a las vigilancias ofensivas que en el Johan Cruyff, donde el equipo bielorruso pareció no estar a la altura de esta ronda de clasificación al haber estado en manos de las pupilas de Lluís Cortés durante todo el partido de ida. Cierto es que las azulgranas, quizás dado también por los cambios introducidos por Lluís Cortés, no tuvieron esa fluidez ni frescura de ideas en el último tercio de terreno, allí donde se han mostrado letales en esta temporada, y a ello se unió esa intensidad inicial del Minsk, con algunas acometidas intentando buscar la espalda de las centrales blaugranas en transiciones rápidas, pero que se encontraba como casi siempre a la de siempre, una Mapi León que no es que crezca, sino que da pasos agigantados a cada partido que disputa, y en otras ocasiones la precipitación de Ogbiagbevha la hacía incurrir en fuera de juego o en siquiera encontrar portería como le ocurriría al cuarto de hora de partido. Por su parte, el Barcelona, con su fútbol control, no conseguía encontrar ese ritmo frenético que impide que las rivales lleguen a zonas defensivas en superioridad que impidan las acometidas de las blaugrana, lo cual dificultaba tener esa pegada en la zona de finalización. El cuarto de hora final del primer tiempo sí que pareció que el Minsk bajaba su intensidad y agresividad, mucho más de la mostrada en el partido de ida, y ahí es donde llegaron las mejores oportunidades para el conjunto visitante. Un par de disparos de Andrea Falcón y otros de Mariona y Aitana demostraron una vez más de las buenas cualidades que como portera ya demostró Voskobovich en el partido del Johan Cruyff.

Para el segundo tiempo ya siquiera salió Mapi León, a quien van dosificando siempre que pueden, pero que no se pierde los inicios de partidos para dotar de esa aplastante seguridad a la zaga blaugrana y que va minando poco a poco la moral de las atacantes. Debutaba en Champions Carla Armengol en sustitución de la aragonesa.  El partido siguió por el mismo cauce que el primer tiempo, con un Barcelona dueño y señor del esférico pero que no conseguía concretar las llegadas a los dominios de Voskobovich, y que seguía sin conseguir inaugurar el marcador a pesar de los intentos en estos minutos iniciales de la propia Carla Armengol a la salida de un córner o de Alexia en un disparo atajado por la portera bielorrusa.

Y entre tanta acometida azulgrana llegaría la sorpresa momentánea al partido. En un rápido contraataque esta vez sí que Ogbiagbevha conseguía coger metros de ventaja a la defensa azulgrana y ante la salida a tapar de Tajonar conseguía superar a la portera azulgrana levantando levemente el balón que pasaba por el lado de la cabeza de la cancerbera blaugrana. Máxima efectividad de las bielorrusas que conseguían adelantarse en el marcador en el primer y único disparo entre los tres palos en todo el encuentro.

Lluís Cortés aprovechó al rato para realizar los dos cambios que les quedaban, con la entrada de Patri y Graham en sustitución de Hamraoui y Claudia Pina. Los cambios surtieron efecto de forma inmediata. A los dos minutos de estar ambas en el campo, una falta colgada por Melanie desde el lado izquierdo era rematado de cabeza de forma inapelable por Alexia que mandaba remate cruzado ajustado al palo imposible para una Voskobovich que acompañaba la trayectoria con la mirada.

Con los cambios el Barcelona ganó en dinamismo, con esa facilidad que además tiene Graham para generar espacios o buscárselos para sus internadas por banda que siempre acaban permitiendo que alguna compañera finalice esas jugadas. Corría el minuto 80 cuando en una de ellas la noruega encontraría a Mariona en el pase atrás y ésta superaría a su defensora y la estirada de la cancerbera bielorrusa que a pesar del partido que estaba realizando nuevamente había encajado.

Y como dice el refranero, no hay dos sin tres, y llegó el gol de un insistente Patri Guijarro que había estado buscando el gol y que lo encontró a escasos cinco minutos para el final, cuando un centro lateral de Candela Andújar se traducía en el primer error de la cancerbera local que no solo no blocaba bien el esférico, sino que además lo dejaba en los pies de la centrocampista azulgrana que no tenía más que introducir el esférico en la red contraria para llevarse definitivamente una nueva victoria en la máxima competición continental. Victoria que incluso podía haber sido ampliada en el electrónico con las últimas oportunidades de Candela Andújar y de Alexia que entre la portera, las piernas de las zagueras, y sobre todo el larguero se encargaron de impedir que el electrónico se moviera en esos instantes finales.

 

FICHA TÉCNICA:

ZFK Minsk: Natalia Voskobovich, Alvine Njolle, Lyubov Shmatko, Margarita Yushko, Maria Galay, Anastasia Linnik (Valeria Belaya 81’), Anna Kozyupa, Nadege Cisse, Anastasia Shuppo (Yuliya Duben 82’), Emueje Ogbiagbevha y Tamila Khimich.

Entrenadora: Volodymyr Reva.

FC Barcelona: Pamela Tajonar, Mapi León (Carla Armengol 46’), Andrea Pereira, Melanie Serrano, Candela Andujar, Keira Hamraoui (Patri Guijarro 65’), Alexia Putellas, Aitana Bonmatí, Mariona Candentey, Andrea Falcón y Claudia Pina (Caroline Graham 65’).

Entrenador: Lluís Cortés.

Árbitra: Katalin Kulcsar (HUN)

Asistentes: Judit Kulcsar (HUN), Anita Vad (HUN) y Katalin Sipos (HUN)

Goles: 1-0 Ogbiagbevha 60’, 1-1 Alexia Putellas 67’, 1-2 Mariona Caldentey 80’, 1-3 Patri Guijarro 85’.

Estadio: FC Minsk Stadium.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

 

Artículos relacionados