Las jugadoras del Sand cambian el fútbol por la agricultura

La crisis del coronavirus está dejando muchos actos solidarios. Otro de los actos solidarios ha tenido lugar en Alemania. Las jugadoras del Sand, con la Bundesliga parada por la crisis sanitaria, no han dudado en cambiar el balón por la agricultura ante la falta de mano de obra en el campo. Las futbolistas respondieron al anuncio de Spargelhof Wurth demandando ayuda para poder recoger los productos que ya estaban sembrados y seis jugadoras del conjunto alemán se pusieron manos a la obra.

Klaus Drengwitz, Dina Blagojevic, Selina Hьnerfauth, Nina Dong y Sylvia Arnold fueron las encargadas de hacer el trabajo duro, más duro incluso que un entrenamiento: «La recolecta tardó entre tres y cuatro horas, luego lavamos los espárragos y los pusimos en la máquina para clasificarlos. No hay comparación con el entrenamiento de fútbol, solo lleva 90 minutos«, explicó en declaraciones a la agencia Der Tagesspiegel Jenny Gaugigl, una de las jugadoras. «Por lo general, tenemos más movimiento durante el entrenamiento y estamos estresadas de manera diferente. Ese es otro tipo de esfuerzo cuando estás en el campo. Me molestó la espalda un poco, pero estuvo bien«, siguió contando y señaló a Dina Blagojevic como la que más espárragos había recolectado. La 10 del Sand también contó su experiencia a la Federación Alemana de fútbol.

«Los trabajadores de la cosecha y los trabajadores temporeros de la República Checa, Polonia y Rumania han fracasado porque no pudieron ingresar debido a la crisis del coronavirus. Luego nos preguntaron si no queríamos ayudar. Estábamos felices de hacer eso y también nos divertimos mucho haciéndolo. Lo volvería a hacer en cualquier momento si necesita nuestra ayuda«, explicó Dina Blagojevic. La delantera explicó que gracias a su trabajo había recaudado una buena cantidad de dinero: «No queríamos aceptar dinero, solo queríamos ayudar. Donaremos nuestros salarios, que suman alrededor de 500 a 600 euros«, pero, ¿a quién? «Ya sea un jardín de infancia o una residencia de ancianos. Pero eso aún no se ha decidido«. Lo que tienen claro es que donarán el dinero para los afectados por el coronavirus.

Unos días más tarde el Sand volvió a repetir, esta vez recogiendo fresas. La jugadora Claudia Von Lanken explicó: “Nos mantenemos unidos y ayudamos donde hay necesidad. Por lo tanto, donamos los salarios que merecemos a una buena causa«. La cara más solidaria del fútbol.

 

Autor: Ibai Fernández

Fotografía: Tagesspiegel Sport

 

Artículos relacionados