Japón tiene más fútbol y se lleva los tres puntos

Japón y Escocia se jugaban aferrarse a los puestos que dan el pase directo a la siguiente fase, o como poco mantener la lotería de la tercera posición, ambos caminos lícitos y que conducen a los octavos de final del Mundial de Francia.

Las asiáticas comparecen más agobiadas por el pinchazo ante Argentina, un encuentro en el que deberían haber logrado los tres puntos y en el que tan solo colocaron una sola unidad en su casillero. Volver a fallar ante Escocia supondría un percance de dimensiones notorias, todo lo que no sea una victoria sería un fracaso difícil de enmendar puesto que en la última fecha las espera Inglaterra.

Para las escocesas a pesar de su derrota en el juego contra sus vecinas de isla el sendero es más liviano, un empate hoy y el triunfo ante Argentina, podría ser suficiente, seguramente lo sería, para escalar un peldaño más en la competición.

Tres de la tarde cuando el balón comenzó a rodar en Roazhon Park, las niponas se pusieron a cocinar el encuentro a fuego lento, mientras que las escocesas no tenían ninguna prisa por ponerse a los fogones. Así, fueron pasando los minutos con Yamashita de lejana espectadora y Alexander sin tener que esforzarse en intervenciones dignas de un aplauso caluroso. Cuando las manecillas del reloj, tal vez aburridas de presenciar tan poca emoción,  paseaban por el minuto 23, el balón le llegó en la frontal del área a Iwabuchi que soltó un disparo centrado que se coló en la red escocesa sin que su guardameta consiguiera despejarlo, le faltó un poco de altura o tal vez de salto para alcanzar la pelota.

El gol le sentó bien a Japón y la euforia de verse por delante les sirvió para, ahora sí, atosigar al rival de un modo más preciso y peligroso. A Escocia ni fu ni fa. En el 37 las japonesas aumentaron la distancia. Un balón colgado al área lo disputaron Corsie y Sigasawa, ambas cayeron al suelo y la colegiada dictaminó que el toque de la escocesa en la espalda nipona tuvo la suficiente intensidad como para decretar penalti. La pena máxima la transformó Sigasawa en el segundo tanto para Japón.

Con todo esto hasta el minuto 41 no llegó el primer chut con verdadero peligro para la portería de Yamashita, la lanzadora fue Cuthbert, sin duda en ese momento la mejor escocesa sobre el verde. Hasta el final, cuatro escasos minutos, Escocia lo intentó con verdadera intención, demasiado tarde y demasiado poco para las defensas niponas.

Gran parte de la segunda mitad estuvo dominada por las japonesas, poseedoras de mucha más técnica que las escocesas, con mejor colocación en el terreno y con las ideas mucho más claras a la hora de asaltar las redes contrarias. Se sucedieron las ocasiones asiáticas con Alexander desbaratando todas las tentativas. Shelley Kerr dio entrada a Emslie y la jugadora del City consiguió llevar incomodidad a la retaguardia japonesa a base de buenas carreras y esfuerzo constante.

La gratificación a la postrera determinación de Escocia llegó en el minuto 88 con un tanto de Clelland. No obstante, y a pesar del alargue, el marcador no volvió a moverse. Japón se quedó con los tres puntos que fueron totalmente merecidos, y las escocesas deberán ganar a Argentina con un muy buen tanteador, coger la calculadora y esperar que las cuentas cuadren, vamos lo que viene siendo un milagro.

 

FICHA TÉCNICA

 

JAPÓN – Yamashita, Sameshima, Kumagai, Ichise, Sugita, Nakajima, Iwabuchi (Hasegawa 81´), Sugasama, Miura, Endo (Kobayashi 66´) y Shimizu.

ENTRENADORA – Asako Takakura

ESCOCIA – Alexander, Smith, Corsie, Beattie, Lauder, Little, Weir, Evans (Bronw 85´), Ross (Clelland 76´), Cuthbert y Arnot (Emslie 60´).

ENTRENADORA – Shelley Kerr

GOLES – 1-0 Iwabuchi 23´, 2-0 Sugasawa 37´p. 2-1 Clelland 88´.

JUGADORA DEL PARTIDO – Iwabuchi

ÁRBITRA – Abebe Lidya Tafesse (ETH). Amonestó con tarjeta amarilla  a la japonesa Sameshima 19´ y a la escocesa Corsie 39´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía:

FIFA

 

Artículos relacionados