Holanda acabó con el sueño italiano

Países Bajos afrontaba los cuartos de final con la condición de favorita, mientras que Italia estaba siendo el equipo revelación y tenían más opciones que nunca de entrar en las semifinales de la Copa del Mundo. Los pronósticos de la mayoría se cumplieron y las neerlandesas ganaron 0-2 con dos jugadas a balón parado.

El combinado italiano alineó cuatro mediocampistas para acompañar a Giacinti y Bonansea en las transiciones ofensivas. Países Bajos no abandonó sus anteriores propuestas y Sarina Wiegman volvió a intentarlo con una 4-3-3. Las dos jugadoras del FC Barcelona salieron de inicio; Van Der Gragt fue la referencia en la zaga de la defensa y Martens volvió a ocupar la banda izquierda en las ofensivas.

La primera parte del encuentro se caracterizó por un ritmo muy lento que provocó que se vieran pocas ocasiones de peligro por ambas partes. Italia tuvo sus mejores momentos del encuentro en la primera mitad, a pesar de la poca participación que tuvieron tanto Giacinti como Barbara Bonansea. Con el paso de los minutos, las neerlandesas comenzaron a ganar terreno y la alta presión de las italianas derivó en la amostación que recibía Linari en el 40′. La colegiada señaló el túnel de vestuarios sin haberse estrenado el marcador de ninguna de las dos selecciones (0-0).

Tras el descanso, el partido adquirió un guion completamente distinto. Holanda adelantaba líneas con mucha más facilidad que antes y la defensa italiana comenzó a precipitarse con las faltas en campo propio. Van De Donk avisó por primera vez tras estrellar en el travesaño un rechace de Gama. El cuero se estrellaría por segunda vez en la madera tras una falta directa lanzada por Spitse en el 63′. Países Bajos controlaba el partido, y los errores defensivos de las italianas comenzaron a pasar factura. El primero de estos errores fue conceder una muy peligrosa falta lateral en el minuto 70. La falta, que fue lanzada por Spitse, la alcanzó a rematar Miedema para hacer el primero (0-1). Italia tenía que arriesgar un poco más para lograr la remontada, lo que provocó que se generaran muchos más espacios que hasta entonces. Otra falta lateral botada por Spitse en el 80′ acabaría por hundir a las italianas, que vieron como Van Der Gragt ponía el 0-2 en el electrónico. El resultado no se movió hasta el pitido final.

Países Bajos jugará las semifinales de la Copa del Mundo con el vencedor del enfrentamiento entre Alemania y Suecia. En el otro lado del cuadro, Inglaterra y Estados Unidos lucharán por un hueco en la final. Tras esta victoria, la selección holandesa también se asegura su puesto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

FICHA TÉCNICA:

Italia: Giuliani; Guagni, Gama, Linari, Bartoli (Boattin, m.46); Bergamaschi (Serturini, m.75), Galli, Giugliano, Cernoia; Giacinti y Bonansea (Sabatino, m.54).

Holanda: Van Veenendaal; Van Lunteren, Van der Gragt (Dekker, m.87), Bloodworth, Van Dongen; Groenen, Van de Donk, Spitse; Van de Sanden (Beerensteyn, m.56), Miedema (Roord, m.87) y Martens.

Goles: 0-1, M.70: Miedema. 0-2, M.80: Van der Gragt.

Árbitra: Claudia Umpierrez (Uru).

Asistentes: Luciana Mascarana (Uru), Mónica Amboya (Ecu) y Qin Liang (Chi).

Estadio: Stade du Hainaut (Valenciennes).

Espectadores: 22600 personas.

 

Autor: Mario Hernández

Fotografía: Jordi Vinuesa

Artículos relacionados