Entrevista exclusiva a Paloma Pujol: Hija de la calle, Reina del freestyle

Paloma Pujol tuvo la gentileza de conceder una entrevista telemática a Reinas del balón. Sentados frente a frente, separados por una pantalla de ordenador, contemplamos como ella se recoge con una goma, en una mezcla de coquetería y decoro, su cabellera con rastas, señal de identidad de esta gran campeona. Nació en México, pero lleva casi toda la vida en la capital de España. El freestyle no tiene secretos para ella. Ha sido campeona en todas las modalidades y es conocida mundialmente por sus numerosas actuaciones internacionalidades ante importantes personalidades. La destreza con la que maneja la pelota solo la iguala la sencillez y simpatía que tiene. Sin duda, Paloma, es una Reina del balón.

 

Con las habilidades que tienes ¿alguna vez has probado a jugar al fútbol femenino?

Sí, claro, yo empecé a jugar al fútbol, como casi todos los stylers, pero la verdad es que no tiene nada que ver la habilidad que podemos tener con la habilidad que tenemos luego en un campo, es verdad que sabemos jugar el balón, pero quizás de otra manera porque por ejemplo por mucha habilidad que yo tenga me pones a mí a regatear gente y no sé regatear porque como no he practicado día a día. Yo, por ejemplo, era una futbolista bastante mediocre, disfrutaba del juego, por eso jugaba, pero nunca destaqué, el entrenador me sacaba y decía vamos y Paloma estaba en una esquina dando toques.

Cuando llegaste a España ¿te fue difícil adaptarte al cambio de país?

Al principio de llegar a España me costó un poquito porque claro era dejar allí a mis hermanas, dejar allí a mis amigos, pero luego por otro lado fue un país bastante amable porque claro aquí hay equipos de fútbol femenino, yo en México estaba con los chicos, y yo noté rápidamente que la sociedad tenía algunas diferencias que a mí gustaban. Por ejemplo, que en España las chicas podían vestir como los chicos, con pantalones y tal y nadie les decía nada, entonces, bueno, me costó, pero me adapté rápido.

¿En qué momento te dijiste “yo quiero ser freestyle”?

Yo creo que es una cosa a la que estaba predestinada. Yo cuando empecé a jugar al fútbol a eso de los siete años, también hacía ballet, que ya lo sé no me pega nada, pero bueno yo hice ballet hasta los siete años, luego patinaba, como que siempre estuve ligada a los deportes que eran con los pies. Entonces, cuando jugaba al fútbol me gustaba mucho el hecho de dar toques, invertir un tiempo yo sola queriendo ser mejor en eso, claro luego llegué a España, seguí jugando al fútbol y en algún momento empecé a jugar al footbag, que es con una pelota más pequeña, no sé si alguna vez has visto una (nos muestra una pelota de footbag), te pones en círculo y le das toques. Te ayuda un poco con la habilidad de las diferentes partes del pie. Entonces ya empecé a jugar al footbag. Nunca dejé el fútbol, siempre jugué en equipos de la Universidad, de barrio, cosas así, nada oficial, seguí jugando al footbag y en un momento dado me dijeron ¡eh!, empecé a hacer freestyle porque como no podía jugar de pie empecé a jugar con la cabeza y cuando me di cuenta me convertí en la primera freestyler de España.

Cuenta a los lectores de Reinas del balón en qué se diferencian las modalidades de footbag y freestyle fútbol.

Pues básicamente es la pelota. El freestyle fútbol se juega con el balón del fútbol y el freebag se juega con una pelota tal que así que está rellena de acero, más o menos de 40 o 60 gramos, a gusto del jugador, y bueno la pelota pequeña no bota y es pequeña y entonces puedes hacer trucos mucho más complejos. El balón del fútbol…, pues claro, el balón bota, es más grande y usas más partes del cuerpo.

¿Te ganas la vida con ello o no se puede?

Me encanta que me hagas esa pregunta porque a día de hoy sí que me gano la vida con el freestyle fútbol y te voy a explicar cómo y por qué. Yo tengo ya una edad, tengo 33 años y este era el momento en el que si quería vivir de ello era ahora o nunca porque luego lo iba a tener un poco más complicado, entonces me puse a escribir emails, empecé a escribir a las revistas, a los campamentos para que supieran que existo y que si querían a alguien de freestyle fútbol pues aquí estaba yo y entonces la respuesta fue positiva, me llamaron de muchísimos sitios, pero claro esto es como aquel que es músico y que de repente durante el verano le sale trabajo y que luego no tiene de qué y así vivo yo. A lo mejor un mes tengo bastante trabajo, a lo mejor al siguiente no tengo nada…, es así, una vida un poco inestable, pero me gusta. Hay veces que tengo que recurrir a sacar perros, trabajar en bares…

¿Qué crees que piensa la gente al verte actuar? ¿Cómo reaccionan?

Bueno, cómo reacciona la gente, la verdad es que hay millones de personas en el mundo y he escuchado, creo, todo lo que hay. Hay gente que te admira porque, por ejemplo, yo estoy entrenando un día en un parque y hay gente que se para y dice “qué máquina, nunca había visto algo así” y hay otros, sobre todo hombres, que bromean con el compañero, pareja o lo que sea en plan “eso lo hago yo”, cuando todos sabemos que eso no lo pueden hacer ellos porque si no lo entrenas no puedes hacerlo, el freestyle no se aprende en dos días. Son personas que dicen “¡ay!, si estudiara como juega…”. Es que hay opiniones de todos los tipos, pero la verdad es que en general la respuesta es bastante positiva. Luego también te digo una cosa. Yo, por ejemplo, no tengo una estética bastante normal y lo que yo he vivido es que una mujer femenina haciendo algo de hombres triunfa en la vida, una mujer que sea un poco masculina haciendo cosas de hombres siempre cierta parte de la población te va a ver un poco extraña, porque no le cuadra y muchas veces se creen que quiero ser como un chico y yo no quiero ser un chico, yo estoy a gusto siendo quien soy. Entonces la verdad que ese tipo de comentario lo escucho cuando voy a México, por ejemplo, aquí se nota que la sociedad es diferente y aquí se escucha menos de eso y más positivo.

Has actuado muchas veces en la calle y también ante personalidades y eventos importantes ¿de qué actuaciones guardas un especial recuerdo?

Pues, a ver, tengo recuerdos muy bonitos, la verdad y muy variables. Por ejemplo, recuerdo en la final de la Copa de la Reina, que me parece, si no me equivoco, que fue la primera vez que fue la Reina, por tanto me parecía pues que ya era hora de que esto sucediera, así que estuvo bastante bien porque fue en el estadio de Los Cármenes y la sensación de actuar en un estadio es increíble porque tú estás en el centro del campo y las personas que tienes más cerca están bastante lejos, entonces te da la sensación de estar muy solo, pero muy acompañado. También actuamos delante del Rey en la despedida del Vicente Calderón. Cuando subía las fotos por internet a la gente le hacía muchísima ilusión, tal vez le hacía más ilusión porque además era la despedida del estadio, pero bueno, la verdad es que el freestyle me ha llevado a sitios donde nunca imaginé. También estuve tres meses en la India haciendo shows de freestyle fútbol. Allí en la India viví situaciones increíbles.

Tu palmarés es impresionante, seis títulos de España y del mundo en diferentes modalidades. ¿Cuál es tu próximo objetivo?

A ver, el footbag ya digamos que tengo lo que ya quería, ya he ganado el Mundial varias veces, el Europeo varias veces y el año pasado por fin ganamos en parejas y la verdad es que al footbag juego ahora por diversión, juego con los amigos para pasármelo bien, pero ya no tengo como mucho interés, voy a seguir jugando siempre porque me gusta y ahora, bueno, soy juez, porque en el próximo Mundial voy a ser juez, ya lo fui también en el pasado, yo competía en mi categoría pero era juez en la de los chicos. Este año es un campeonato online, como todo que se va adaptando y volveré a ser juez. Y en cuanto a freestyle fútbol, yo seguiré compitiendo en España, pero a nivel mundial está un poco más difícil porque el freestyle femenino está siendo bastante emergente. Ahora contabilizamos alrededor de 450 jugadoras y cuando llegue el próximo Mundial a ver como quedo, no sé. Los trucos que tú entrenas los haces en el escenario, da igual que sean de la otra porque tú has hecho los que traías de casa, tal vez más.

¿En qué medida te ha afectado el coronavirus para la práctica de tu disciplina deportiva? ¿Cómo entrenas?

Pues a mí más que afectarme me ha ayudado porque al estar tantas horas en casa he podido adentrarme en algunos trucos de repetición o de, por ejemplo, aprender equilibrios concretos, dejarte el balón en algún sitio y como tampoco necesitamos mucho sitio para entrenar pues me he apañado siempre una habitación, el salón, pero bueno, el otro día estaba haciendo unas cosillas y tal y de repente sonó una voz por el patio diciendo “Paloma estás usando el balón está temblando todo el edificio” entonces tampoco nos vale y te pones a pensar y dices mejor que saltar lo dejamos para las ocho de la tarde, pero rapidito.

¿Cómo te planteas el futuro?

A ver, me gustaría tener como unas rodillas infinitas y poder hacer freestyle para siempre, pero es algo imposible, sí que creo que voy a hacer freestyle para pasármelo bien, como el que hace arte y cosas así porque al fin y al cabo es deporte y puedes pasar este mes y simplemente ocupada en la música y pasármelo bien, pero ya seguir ganándome la vida con él lo veo complicado, así que no sé, puede que organizar eventos relacionados con el freestyle fútbol hasta no sé, me gusta la edición de vídeos. No sé qué voy a hacer en el futuro, pero sí que me lo voy a seguir pasando igual de bien como hasta ahora.

Tu pasión es tanta que creo que te has hecho un tatuaje que pone hija de la calle ¿no? ¿Te sientes como hija de la calle?

(Nos enseña su brazo derecho tatuado donde se puede leer con letras góticas dicha frase).

A ver, sí porque a mí me gusta la calle, porque en la calle pasan cosas increíbles. Yo siempre digo que la calle promete, entonces… Yo, por ejemplo, empecé a jugar en las calles y tú vas por Sol y te encuentras con Jack Sparrow, le saludas, te encuentras con colegas, no sé, me gustan las cosas de la calle, las sensaciones. La calle es un escaparate, ¿no?, que va a estar ahí siempre para cuando la necesites y me parece que allí se aprenden muchísimas cosas.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografías: Paloma Pujol

 

Artículos relacionados