El extraño caso de Ángela Sosa

¿Se imaginan a la selección de los Estados Unidos sin Morgan? ¿Cabe en la cabeza de alguien que una de las mejores jugadoras de un país no entre dentro de un conjunto de veintidós? Cuesta mucho tragar esto, ¿verdad? Se hace bola, vamos que no pasa ni con agua.

No vamos ahora desde Reinas del Balón a descubrir a Ángela Sosa, ni vamos a enumerar sus virtudes, que son muchas y variadas. Algún aspecto de su juego también se puede mejorar, lógicamente, le pasa a cualquier jugadora del planeta. Pero sí quiero recalcar una cosa importante, Ángela Sosa ha sido una de las mejores jugadoras del mejor equipo español de los últimos tres años. Esta no es una afirmación lanzada al aire sin ningún fundamento, es fácilmente comprobable, basta con  repasar los números.

Este triste caso alcanzó la cúspide con la convocatoria para el Mundial de Francia de este verano. ¿Puede España prescindir del talento de la mediocampista del Atleti? Para Jorge Vilda sí, esta claro. ¿Hubiera podido la selección jugar mejor con la participación de Sosa? Nunca lo sabremos. La cuestión es que hubo un clamor general por su ausencia y muchos aficionados no daban crédito, eso sí, sin menospreciar a las que fueron.

Nos aferramos a aquello tan sobado de que cada maestrillo tiene su librillo y a lo no menos manido de que en cada aficionado hay un seleccionador. Aun así cuesta entender la no convocatoria de Ángela, cuesta bastante.

El Mundial concluyó, todos nos fuimos de vacaciones y ya durante la puesta a punto para la nueva campaña, Jorge Vilda ofrece la lista de seleccionadas para encarar el amistoso contra Francia. En esa lista, oh sorpresa, no está incluida Ángela Sosa. Hasta ahí todo «normal». Finalmente por lesión se caen dos jugadoras y el seleccionador convoca a Sosa, esto sí que supone una sacudida, aunque nada comparado con la decisión de Ángela Sosa de no acudir a la llamada de Jorge Vilda.

Como se suele decir, cuando piensas que lo has visto todo, zas, van y te sorprenden. ¿Qué está sucediendo? La jugadora lesionada no está ya que jugó con su equipo el pasado sábado. ¿Qué ha ocurrido para que Ángela Sosa estime que no debe acudir a la llamada de Vilda? De momento no tenemos solución a estas preguntas ni a muchas otras que se nos agolpan en la mente, y no hay respuestas porque nadie a día de hoy ha dado un paso al frente para aclarar el asunto.

Deseamos que con la mayor brevedad posible los implicados viertan un poco de luz en esta oscura trama. Lo verdaderamente triste es que la selección española se está perdiendo una jugadora espectacular.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Jordi Vinuesa

 

Artículos relacionados