Una victoria de prestigio

Cierto es que este combinado nacional viene de ser campeonas de Europa y del Mundo y que por tanto en teoría deberían de ser el rival a batir, pero no es menos cierto que enfrente tenían a una selección como la teutona, tradicionalmente una de las mejores selecciones a nivel mundial que además había vencido a las pupilas de Toña Is en la última confrontación en un torneo internacional.

Y en Salou se volvían a dar cita dos selecciones con gran solera a nivel internacional con cierto ánimo de revancha por parte de las seleccionadas por Toña Is. Nuestro combinado nacional se había ya desplazado a tierras catalanas el lunes para preparar adecuadamente el amistoso frente a las alemanas. Como al final del partido indicaría una de las más laureadas en los banquillos del combinado nacional, habían preparado a conciencia el enfrentamiento, prestando especial atención a contrarrestar la potencia física de las alemanas y a trabajar una presión alta que obligara a las teutonas a lanzar en largo donde las defensoras locales debían de mostrar el gran trabajo de duelos en las segundas jugadas que habían estado trabajando a lo largo de estos días.

Con este guion del partido y planteamiento del lado local, se vio un primer tiempo muy disputado donde las españolas intentaban imponer su juego de control del balón, con un conjunto alemán que esperaba agazapado en su propio campo, pero con una gran presión sobre balón a partir de esa zona con la ventaja además de estar cerradas en campo propio. Con ese panorama las pupilas de Is se sintieron muy incómodas durante los primeros cuarenta y cinco minutos, con un exceso de precipitación en sus acciones que daban lugar a gran cantidad de errores en los controles y en los pases que impedía una progresión con balón con garantías para generar peligro frente al marco local.

Por su parte, las jugadoras Kromp se sentían cómodas en su papel de un juego más físico, intentando salir en balones largos al espacio para la potencia física de su punta de referencia Leonie Stöhr que luchaba a cada balón aunque el cansancio de dicha presión provocaba que en los metros finales no tomara la decisión acertada. Las alemanas intentaban atraer el juego de las españolas a su campo para generarles espacios a la espalda de las zonas abandonadas por las laterales incorporadas al ataque. Aparte generaban muchísimo peligro en las acciones a balón parado, especialmente en los córners donde empezó a sufrir Lucía en los intentos de atajar el esférico.

Precisamente en uno de los saques de esquina llegaría la gran oportunidad de las alemanas para adelantarse en el marcador, pero una vez superada la zaga y la portería, acabarían estrellando el esférico contra el larguero. No desaprovecharían la segunda llegada más clara del encuentro, en uno de esos múltiples balones que habían estado buscando en zonas libres para la carrera de Stöhl, que ganó perfectamente en carrera a Laida y superaba a Lucía ante la media salida de ésta que arrancó tarde confiando quizás demasiado en que su compañera podía alejar el esférico antes que lo mandara la alemana al fondo de su portería. Esas dudas que le habían surgido aparecieron de nuevo minutos después en lo que bien podía haber sido un signo diferente del partido, si bien las alemanas no aprovecharon la clara ocasión de gol.

Y cuando parecía que el juego español estaba más atascado que nunca apareció esa delantera que todos los equipos desean tener entre sus filas. Un despeje desde zona defensiva de España llegaría a superar la posición de las centrales alemanas que se vieron sorprendidas y superadas por la potencia y velocidad de Giovana Queiroz que condujo en carrera hasta encarar a Dick y superar la salida de ésta con suavidad de disparo cruzado.

Con empate en el electrónico ambos conjuntos de retiraron a vestuarios, dejando con la incertidumbre en la grada sobre qué partido podía verse en el segundo acto, al que salieron mejor situadas las jugadoras españolas. Toña Is había introducido algunos cambios, especialmente en la zona de salida de balón, con una Alejandra que daría un recital de posicionamiento en el segundo tiempo. Por su parte, las alemanas no parecieron acertar con los cambios introducidos en su once, sacando del campo a su jugadora más peligrosa en ataque, eliminando la zona de creación y con una defensa muy lenta ante la capacidad de las atacantes españolas. Enseguida acertaron en la lectura del partido las españolas, que percutieron constantemente sobre la zona defensiva izquierda de las teutonas que no eran capaces de contrarrestar la presión cada vez más alta e intensa ordenada des del banquillo gracias en parte a la lectura de partido realizada desde la grada de los asistentes de la seleccionadora.

Es cierto que lo goles llegaron de la forma quizás más antagónica de como se interpreta que juegan los combinados españoles, por cuanto fueron fruto de la potencia y empuje especialmente de una jugadora llamada a ser una estrella de presente y futuro de nuestro fútbol. Al igual que en el primer tiempo, Gio había sabido aprovechar un despeje para convertirlo en excelente asistencia de gol al empatar el encuentro, dio un recital de potencia e intuición en este segundo tiempo, y en solo tres minutos de diferencia le dio la vuelta al electrónico y sentenció el encuentro. Primero en un balón en el que encaró y superó a sus defensoras para acabar superando a la cancerbera con un disparo cruzado que buscaba la escuadra. En el segundo vio el espacio de presión para poder robar y en cuanto tuvo el balón en sus botas encaró perfectamente la meta rival y superó por bajo la tímida e infructuosa salida de la cancerbera alemana.

De ahí hasta el final y con unas alemanas vencidas en su esfuerzo, se vio ese juego combinativo de la selección de Toña Is, un fútbol que buscaba los espacios con más paciencia que en el primer tiempo y que llegó a los dominios del área rival, sin bien no concreto en acciones claras de marcar, eso sí manteniendo a las alemanas encerradas en su propio campo, ya no por disposición táctica, sino porque se estaban viendo superadas en cada acción de juego.

Con esta victoria de prestigio ante un combinado nacional alemán muy complicado, la seleccionadora reconocía el esfuerzo de sus jugadoras, la capacidad que habían tenido para superar incluso el marcador en contra, pero destacaba especialmente que las jugadoras habían sabido interpretar a la perfección lo que el cuerpo técnico les había pedido, que habían estado trabajando mucho y bien, que estaban llenas de juventud y talento y que durante la semana habían incidido en los balones largos y las segundas jugadas para intentar contrarrestar el juego que les iba a plantear el rival, reconociendo también que les había costado un poco al principio asentarse bien al encuentro por la entidad y presión del rival, y que en cuanto se mejoraron las pérdidas provocadas por la falta de paciencia del equipo en los cambios de orientación habían podido superar al combinado visitante.

Por su parte, la blaugrana Ariadna Mingueza reconocía después del partido de la dificultad de este, que la precipitación inicial podía deberse a esa espina que tenían clavada de la última derrota frente a Alemania en un torneo internacional, pero que habían trabajado mucho y bien y que estaban muy satisfechas de haber cumplido con el plan de partido trazado por los técnicos.

 

FICHA TÉCNICA

España Sub 17: Lucia Palomares, Ane Elexpuru, Alicia de la Cuerda, Laida Balerdi, Esther Laborde, Ariana Aria, Júlia Bartel, Ariadna Mingueza (Silvia Lloris), Fiamma Benítez, Giovana Queiroz y Salma Paralluelo.

También jugaron: Laura Coronado, María García, Silvia Lloris, Alejandro Díaz, Maite Zubieta, Lucia Moral, Clara Rodríguez y Claudia Riumallo.

Seleccionadora: Toña Is

Alemania Sub 17: Johanna Dick, Beke Sterner, Muriel Kroffin, Julià Landenberger, Josefina Ness, Lissane Grawe, Sara Mattner, Francisca Kett, Leonie Stohr,  Mia Buchele y Carlotta Wamser.

También jugaron: Eva Holtmeyer, Melisa Ugochuwku, Júlia Matuszek, Nina Marie Zimmer, Amelie Thole, Camila Kuber, Lia Henkelmann, Emily Reissmann, Tuana Shannis, Hannah Johann, Mona Sarr.

Seleccionador: Friederike Kromp

Goles: 0-1 Störzel 39’, 1-1 Giovana Queiroz 41’, 1-2 Giovana Queiroz 81’, 1-3 Giovana Queiroz 83’.

Colegiada: Ylenia Sánchez.

Asistentes: Carla Borras y Andrea Salvador.

4ª árbitra: Victòria Petrova Borislavova (colegio catalán).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: RFEF

 

¿Te ha gustado?

Artículos relacionados