Entrevista a Carlos Santiso: «La profesión de entrenador es la más bonita del mundo»

Reinas del balón ha tenido el privilegio de charlar con el entrenador del Rayo Vallecano, Carlos Santiso, un hombre sencillo que se caracteriza por ser enormemente trabajador y disciplinado. Llegó al club vallecano en pretemporada sustituyendo a Jessica Rodríguez, tras el fugaz paso de esta en el Rayo.

Carlos Santiso comenzó su carrera como entrenador en la Escuela Municipal Deportiva San Blas donde dirigió a niños. A continuación, pasó a ser segundo entrenador del Real Madrid masculino en categoría Pre Benjamín hasta ser contratado finalmente por el Rayo Vallecano, en el cual fue subiendo de categoría hasta convertirse en el técnico del primer equipo.

 

¿Cómo fueron tus comienzos como entrenador?

Yo era jugador de la EDM San Blas, era cadete tenía 15 años y ese año desembarcó el Valencia en nuestro club con él llegó el césped artificial (era 2005) y todo eso llevó a la escuela a crecer mucho entonces pidieron entrenadores para los prebenjamines y me ofrecí”.

¿Cómo es el día a día de un entrenador?

Bueno el mundo del entrenador es muy estresante y muy bonito a la vez, nuestro día a día es comunicación constante con el staff técnico y jugadoras puesta en común de la semana, adaptación de las sesiones a posibles lesiones o indisposiciones y en nuestro caso complementamos con nuestro trabajo diario”.

¿Es fácil compaginar el trabajo con la vida personal?

Te quita mucho tiempo, entrenamientos, viajes, partidos, reuniones etc., pero es cierto que se puede compaginar sí”.

¿Sigues en contacto diario con las jugadoras a pesar del confinamiento?

Sí, mediante videos que nos mandan por email o WhatsApp, también hacemos vídeos online para vernos y constante comunicación por WhatsApp para el trabajo diario”.

¿Es ingrata esta profesión?

Si y no, me explico. El futbol es un deporte que todo el mundo conoce y la gente es muy hiriente se permiten criticar viendo un simple resumen, pero si sabes abstraerte de eso y disfrutas el día a día, los buenos momentos y las celebraciones se convierte en la profesión más bonita del mundo, me considero un afortunado”.

¿Qué diferencias aprecias entre el fútbol femenino y el masculino?

No me gusta compararlos, primero porque el factor físico es evidente y segundo porque el fútbol femenino lleva muchos años de desventaja respecto al masculino, pero eso sí, ahora que los clubes están apostando por la formación de las pequeñas, se le está dando más repercusión desde televisión, redes, etc. ese plazo se irá recortando y veremos cada año cómo va subiendo este deporte que a todo el que le da una oportunidad le engancha”.

¿Cuál es la mayor alegría que has tenido en tu carrera deportiva?

Quedarme con una será difícil la verdad… El empate contra el Barcelona en el estadio es un momento muy bonito, además cómo se da todo con el empate del Barça de penalti los 11 minutos de descuento etc. Tengo un recuerdo muy bonito del día que firmé con el Real Madrid, del día que firmé como primer entrenador en la cantera del Rayo y me quedo con cómo intenté formar a mis jugadores en el San Blas, ver que con sus carencias intentaba ejecutar lo que entrenábamos era una alegría plena”.

¿Qué jugadora es a tu juicio la mejor del mundo?

“Pfff, cada día hay más nivel. Si tuviera que quedarme con una me quedaría con Ada Hegerberg del Lyon por su elemento diferencial que es el gol”.

En España tengo debilidad por Alexia Putellas y Aitana Bonmatí me parecen el futuro inmediato de España en el caso de Alexia y del lejano de Aitana”.

¿Cómo es la afición del Rayo?

Los de siempre, nos apoyan y son parte de nuestra familia, siempre tienen palabras de agradecimiento y los que siempre están apoyando. Para ellos un 10”.

A raíz de la evolución de jugadoras como Sheila y Patricia Larqué ¿hasta dónde crees que puede aspirar el Rayo?

Bueno a pesar de la última derrota frente al Betis, el año está siendo espectacular, llevamos un punto menos que en toda la temporada pasada, los mismos puntos que en toda la segunda vuelta pasada (7) y el equipo sabe a lo que juega y lo que quiere, y eso es quedar lo más arriba posible, respetando siempre a los demás equipos que también se dejan la vida día a día”.

¿Si no te hubieses dedicado a ser entrenador, a qué te hubieras dedicado?

Bueno yo soy educador infantil, siempre me ha gustado enseñar y formar así que intuyo que ese sería mi objetivo y es una función que ya he desempeñado varios años”.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: Marcos Marín

Artículos relacionados